lunes, 30 de septiembre de 2013

La transición al sistema democrático en España



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Vamos a dedicar esta entrada a la transición al sistema democrático en España.

Adolfo Suarez y la transicion al sistema democratico
Adolfo Suárez.

- Tras la muerte de Franco: tres posibilidades


Después de la muerte de Franco se planteaban tres posibilidades para la sucesión.

1. La continuación del sistema franquista, defendida por los afines al Régimen.

2. La ruptura democrática, que disolviese inmediatamente las instituciones franquistas, postura defendida por los opositores al Régimen.

3. La evolución paulatina, desde el sistema franquista al sistema democrático, a partir de las instituciones existentes. Esta vía reformista era defendida por algunas personalidades del Régimen.

+ La ruptura democrática y sus partidarios


Los partidarios de la ruptura formaban un grupo importante, tanto por el número como por la categoría de sus miembros. Sin embargo, no se trataba de un conjunto homogéneo, ya que en él existían republicanos moderados y republicanos izquierdistas, monárquicos fieles al heredero dinástico "legal" es decir don Juan de Borbón, padre de don Juan Carlos, gentes de toda ideología de izquierdas, desde los moderados hasta los radicales con mezclas tan sorprendentes como las de socialistas que admitían una monarquía simbólica, socialistas republicanos, federalistas y comunistas que en su inmensa mayoría eran favorables al establecimiento de la república, pero no todos aceptaban el Federalismo. Los grupos partidarios de la ruptura eran demasiado heterogéneos para actuar con unidad y eficacia.

+ La inmensa mayoría del pueblo español, madura ante el proceso político, y protagonista: la reforma del sistema político desde dentro


Es indudable que un periodo dictatorial de casi cuarenta años suponía un gran lastre para la sociedad. La vida política había sido algo ajena a la mayoría del pueblo español. Los grupos más o menos influyentes que controlaban pequeñas áreas estaban absolutamente supeditados a la voluntad de Franco. Sin embargo, los miembros del Movimiento que pensaban poder imponerse con facilidad se equivocaban. La inmensa mayoría del pueblo español, a pesar de la reacción inicial, tenía la suficiente madurez como para tomar protagonismo en el proceso político.

Inspirada por un reducido grupo de políticos, surgió la tercera opción para la sucesión, que se impondría, no sin dificultad, pero con rapidez. Algunas personalidades del antiguo Régimen consideraron la posibilidad de reformar el sistema político desde dentro, aprovechando las instituciones y las leyes que había creado el franquismo para alcanzar una situación verdaderamente democrática, que funcionase con la plena satisfacción de la ciudadanía.

- La figura de Torcuato Fernández Miranda y del nuevo Rey, claves


Hemos de destacar entre otros la figura de Torcuato Fernández Miranda, antiguo preceptor de don Juan Carlos, hombre de bien, carente de egoísmo y con una gran visión política que la posteridad iba a reconocer. El 22 de noviembre de 1975 se había proclamado a Juan Carlos I como Rey España. El 3 de diciembre Torcuato Fernández-Miranda era designado Presidente de las Cortes. El hábil político mantuvo a Arias Navarro al frente del Gobierno para evitar las posibles suspicacias de los franquistas, pero comenzó de inmediato a maniobrar para desmontar el antiguo Régimen desde dentro. La figura del nuevo Rey fue decisiva para que el trabajo de Fernández-Miranda pudiera llegar a buen fin.

+ Las demandas de la oposición: amnistía total, legalización de partidos y de organizaciones sindicales


El Gobierno presidido por Arias inició una serie de reformas bastante tímidas, que fueron acogidas con desagrado por la oposición. Ésta exigía una amnistía total, la legalización de los partidos y de las organizaciones sindicales. Arias no estaba en absoluto dispuesto a hacer tantas concesiones como se le reclamaban y el clima de agitación empezó a aumentar.

En 1976 la agitación en Vitoria se saldaba con cuatro muertos, después de una dura actuación policial. A medida que avanzaba el año, el Gobierno de Arias veía multiplicarse sus problemas y finalmente el 1 de junio Arias Navarra dimitía.

- Tras la dimisión del Presidente del Gobierno: presentación al Rey de una terna de aspirantes a la Presidencia del Gobierno


El mecanismo para la sustitución del dimitido Presidente del Gobierno pasaba por la designación de una terna de personajes políticos de prestigio. El Consejo del Reino era el organismo encargado de presentar al Rey esta terna de aspirantes a la Presidencia del Gobierno, pero fue Fernández-Miranda quien hizo incluir al casi desconocido Suárez en ella.

- Adolfo Suárez, tras ser designado Presidente del Gobierno por Juan Carlos I, aborda el proceso de cambio hacia el sistema democrático


Cuando Juan Carlos I designó a Adolfo Suárez para que fuera nombrado Presidente del Gobierno, la sorpresa fue general en los círculos políticos: muchos españoles, dada la trayectoria de Suárez, creyeron que se nombraba a un franquista y por consiguiente que la opción continuista se había impuesto. Nada más lejos de la realidad. Apoyado por el Monarca y por un reducido grupo de políticos, Adolfo Suárez abordó de inmediato y con decisión el proceso de cambio.