domingo, 29 de julio de 2012

Origen del Estado como Poder Político



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Desde que tenemos conocimientos sobre la actuación del hombre en la Tierra, es decir desde la propia Prehistoria, podemos aproximarnos al fenómeno del poder. Al ser el hombre un ser social, su actividad ha sido siempre una actividad grupal y en todas ellas ha tenido lugar el fenómeno del poder.

En el Paleolítico se trataba de hordas recolectoras de raíces y frutos, eventualmente cazadoras, y probablemente no podamos hablar más que de relaciones de poder basadas en la coacción o el poderío (poder de hecho). Sin embargo en el Mesolítico ya nos encontraremos con organizaciones de tipo tribal basadas en relaciones personales y de parentesco y con una organización económica basada en la caza y el pastoreo. Más que de un poder de hecho empezamos a hablar de un poder llamado político, poder característico que se acrecienta en el Neolítico, periodo en que nos encontraremos ya con colectividades más localizadas, asentadas sobre un territorio como consecuencia de la aparición de agricultura.

Estado como Poder político - Derecho Constitucional
El fenómeno del poder surgió en el Paleolítico con la recolección. 

A continuación vendrán los tipos organizativos propios de las antiguas civilizaciones: Egipto, Medio y Extremo Oriente etc., seguidos de los que se dieron en la ciudades griegas y en Roma, para continuar en nuestra área geográfica con el fenómeno del feudalismo que será, a su vez, sustituido hasta nuestros días por el llamado Estado Moderno. Por lo tanto, éste último es un fenómeno histórico, es decir es situable perfectamente dentro del tiempo: no siempre ha existido y probablemente no siempre existirá. En consecuencia, su estudio se encuadra dentro de unas coordenadas históricas concretas al igual que el estudio de otros tipos organizativos de la vida del hombre en sociedad. Aunque el Estado como forma de organización política aparece en la edad que llamamos Moderna y en una zona del mundo que llamamos Occidente, su excelencia ha sido tanta que se extendió al resto del mundo, lo que ha hecho que, al correr de unos cuantos siglos, todo el planeta se haya estatalizado: todos los territorios de la tierra, con la excepción de la Antártida forman parte de un Estado. Se trata, por tanto, de un tipo organizativo que se ha revelado como extraordinariamente útil para garantizar a la humanidad unas ciertas cotas de seguridad y de bienestar.


- Fuente:

Introducción al Derecho Constitucional

José Luis García Ruiz

Editorial: Universidad de Cádiz
Año de publicación: 2010
Nº de páginas: 254 págs.

Comprar Libro